sábado, 31 de enero de 2009

MISA TRADICIONAL EN LA "HERMANDAD DEL SILENCIO" DE SEVILLA




Gracias a nuestros buenos amigos de "Una Voce Sevilla", podemos informar a todos nuestros lectores que ayer viernes 30 de enero, cuarto día de quinario en honor de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Archicofradía Pontificia y Real de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén y María Santísima de la Concepción, conocida popularmente en Sevilla y en el resto de España como "El Silencio", celebró la Santa Misa por la forma extraordinaria del Rito Romano. La ceremonia, fue oficiada por el P. José Antonio Parrilla, director espiritual de la hermandad, delante del magnífico altar de quinario de Nuestro Padre Jesús Nazareno.
Se interpretaron diversas piezas sacras, además de las conocidas "Saetillas del Silencio".
Por lo tanto la Hermandad de "El Silencio" se convierte así en la primera de las cofradías penitenciales de Sevilla e incluso me atrevería a decir que de toda España en recuperar para sus solemnes cultos de forma extraordinaria el Misal de Juan XXIII, conforme a las indicaciones del Motu Proprio Summorum Pontificum del Santo Padre Benedicto XVI, demostrando una vez más la fidelidad al Romano Pontífice.

6 comentarios:

Javier dijo...

¡Enhorabuena!
Esperemos que algún día ocurra lo mismo el la Hermandad de la Pasión del Señor de Pamplona.

Eduardo dijo...

El otro día fui a una misa solemne tradicional:¡era el no-va-más!

José Carlos dijo...

Voy regularmente a la misa tradicional, y el único que puedo comentar es: Este rito es absolutamente guay!

Anónimo dijo...

En mi ciudad hay varios curas jóvenes a quienes gusta la misa tradicional. Pero a algunos de los viejos no la gusta. Siguen viviendo en el siglo pasado sin comprender que este alrededor-de-tu-mesa-rollazo se ha pasado de moda.

Anónimo dijo...

a Javier... Tiempo al tiempo, querido amigo... tiempo al tiempo. Se han de ver muchos cambios en un futuro no muy lejano.

Un saludo en Cristo a todos los tertuliandos

Alonso Contreras dijo...

El pasado viernes 30 de Enero fui invitado a asistir a los actos de la Hermandad.
Fue una grata sorpresa ver que se celebraba la Santa Misa por la Forma Extraordinaria del Rito Romano tal como lo ha decretado SS Benedicto XVI en el Motu Propio Summorum Pontificum, por lo que quiero agradecer a la Hermandad el gran bien espiritual que me aportaron y felicitarles por la sacralidad que hubo en todo momento, y aunque no soy hermano me sentí muy orgulloso de por lo bien que lo hicieron todo y lo valientes que han sido.
Le reitero mi enhorabuena que desearía hiciera extensiva a todos los hermanos de El Silencio.