domingo, 8 de febrero de 2009

LOS OBISPOS POLACOS CON EL SANTO PADRE



Los Obispos de Polonia han elogiado al Santo Padre por haber levantado las excomuniones a los cuatro obispos de la Fraternidad de San Pío X, calificando su decisión como un acto de gran valentía. Es de destacar la actitud de este episcopado que marca una diferencia con la de tantos otros obispos que, en lugar de manifestar su agradecimiento al Papa por sus esfuerzos por la unidad de la Iglesia, han expresado su preocupación sobre la conveniencia de dichas medidas, o lo que es peor, han hablado directamente de una supuesta inoportunidad de las mismas. Ofrecemos una traducción realizada por "La Buhardilla de Jerónimo" de gran parte de este comunicado.

Varsovia, 6 de febrero de 2009

Amado Santo Padre:
En nombre de los obispos de la Conferencia Episcopal Polaca, deseo expresar a Su Santidad nuestra gratitud por los recientes gestos y actos que han mostrado la preocupación del Sucesor de San Pedro por la unidad de la Iglesia de Cristo.

Abrir la puerta al diálogo con el fin de sanar una dolorosa división es un acto de gran valentía y auténtica caridad pastoral, […].

Confiamos en que este gesto paternal será recibido con la misma voluntad y apertura por parte de los obispos y fieles de la Fraternidad de San Pío X, y los llevará a aceptar sin reservas la totalidad de la enseñanza y disciplina de la Iglesia, incluyendo el Concilio Vaticano II y el Magisterio de los últimos Papas.

En respuesta a su pedido de oración, le aseguramos, Santo Padre, que la Iglesia en Polonia está apoyando constantemente al Sucesor de Pedro en su preocupación por todas las Iglesias y ruega al Señor para que cada paso hacia la reconciliación de los fieles cristianos pueda producir sus frutos. […].

† Józef Michalik
Arzobispo Metropolitano de Przemyśl
Presidente de la Conferencia Episcopal Polaca


† Stanisław Gądecki
Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Polaca

† Stanisław Budzik
Secretario General de la Conferencia Episcopal Polaca

1 comentario:

Jorge dijo...

Viva Polonia Católica!!!