jueves, 28 de mayo de 2009

EL HUMO DE SATANÁS HA INVADIDO OTRAS ESTANCIAS


A continuación les ofrecemos parte de una interesante entrevista realizada a el exorcista P. Gabriele Amorth y publicada en "Il Tempo" de Roma el pasado 26 de Mayo.

En 1972 Pablo VI afirmó que “a través de alguna fisura el humo de Satanás ha entrado a la Iglesia”. El 15 de noviembre del mismo año dedicó un discurso entero al demonio. La intervención del Papa causó conmoción.

¿Ese humo se ha disipado o ha invadido otras estancias?

Ha invadido otras estancias.

¿A qué se refiere?

A la ignorancia absoluta de sacerdotes y obispos sobre esta temática por lo cual sucede que, cuando una persona se dirige a su obispo para ser ayudado, es echado puerta afuera. Son varios los exorcistas con crísis de identidad que mandan a todos a los psiquiatras.

¿Sin embargo, los casos de posesión aumentan y el clero parece cada vez menos preparado?

Así es. Cuando una persona viene a mi y expresa sus disturbios y le digo que si va a Misa, si ora. Por lo general las respuestas son negativas. Nada de Misa, nada de sacramentos, matrimonios desbaratados.

P. Amorth Ud. siempre ha sido crítico con el nuevo Ritual de exorcismos. ¿Lo es todavía?

Lo soy todavía porque no se ha hecho ningún cambio. A excepción de un cambio: en el nuevo Ritual se prohibía hacer los exorcismos en caso de maleficios, los cuales son el noventa por ciento. Lo que significaba impedir a los exorcistas hacer su trabajo.

El cambio se ha hecho por una intervención del entonces cardenal Joseph Ratzinger.

Ratzinger me consultó tres veces. Por mi parte uso el Ritual anterior y me siento en perfecta regla.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El carmelita español Beato Francisco Palau (1811-1872, exorcista notable que tuvo un especial conocimiento del papel desempeñado por el demonio en la modernidad, fue al Concilio Vaticano I y tras hablar con Pío IX, obtuvo que se introdujera en la agenda del Concilio la restauración universal del exorcismo como arma eficaz para convatir los males de nuestro tiempo, aunque la interrupción del Concilio impidió que este tema se tratase.

Anónimo dijo...

Uno de los mayores problemas que hoy existen en la Iglesia es que desgraciadamente muchos catolicos no creen en la existencia del Demonio. Y entre esos catolicos que anteriormente he mencionado hay muchos sacerdotes e incluso Obispos. Puede que esa sea una de las raices de la situacion tan grave que la Iglesia esta atravesando.