martes, 12 de mayo de 2009

MONSEÑOR RICARDO EZZATI Y LA SANTA MISA TRADICIONAL EN CHILE


Gracias a nuestros amigos de "Devoción Católica" les informamos con gran alegría de la aplicacion del Motu Proprio "Summorum Pontificum" en La Santísima Concepción(Chile).
Monseñor Ricardo Ezzatti Andrello, Arzobispo de La Santísima Concepción, de acuerdo con las estipulaciones que nuestro Santo Padre Benedicto XVI decretó en el Motu Proprio “Summorum Pontificum”, ha decidido que se celebre la Santa Misa según la Forma Extraordinaria del Rito Romano en la diócesis de La Santísima Concepción, para el grupo estable de fieles allí existente. La celebración ha sido prevista inicialmente para el último domingo de cada mes en la capilla Santa María Reina de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.
La primera celebración ya tuvo lugar el pasado domingo 26 de abril y fue oficiada por el Padre Cecilio de Miguel Medina, capellán de la Universidad y contó con una considerable asistencia y activa participación de fieles.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Por qué cada mes y no los días domingos y fiestas de precepto?
Esto no es aplicación del Motu Proprio... lo contrario es hacer algo para no tener que hacer lo que se debe... además ¿por que volver a hacer depender del obispo lo que el Papa liberó de mismo?
Rosalía

Anónimo dijo...

Al igual que el anterior post, opino que aplicar el Motu Proprio es aplicarlo con todas las consecuencias.
Cada vez tengo mas claro que hay muchos Obispos que estan en comunion oficial con el Papa, pero no en comunion formal.

Anónimo dijo...

Es solo por cumplir, para que luego no digan que se oponen al Papa...muchos aplican una lamentable máxima acuñada en Chile:
El Papa manda en roma...aquí mando yo!!!

Anónimo dijo...

En respuesta a los comentarios anteriores, se nota una mala fe lamentable.
En vez de alegrarse de esta buena noticia, de agradecer a Díos, critican sin conocer a lo que esta pasando.
Este comportamiento es una de las razones que dan mala reputación a los defensores de la Misa Tridentina. Personalmente, soy defensor de la Misa Tridentina, y lamento mucho esta forma de pensar.
Rezemos para que la Santa Virgen María nos ayude y nos guie a vivir nuestra fe en la Caridad.

Anónimo dijo...

Respecto del comentario anterior, permitame estimado Señor Anónimo, sugerirle a su consideración y a su buen entendimiento, que la mala fe de la que Ud. habla, no viene precisamente de quienes amamos la tradición, sino de los que ahora, teniendo como responsabilidad pastoral primordial la obediencia y subordinación a la máxima autoridad de la Santa Madre Iglesia, a Su Santidad, demuestran su falta de humildad y de caridad, misma que Ud. invoca por medio de Nuestra Señora María Santísima, y que ha llevado ahora, no solo a gran parte del episcopado chileno, sino de latinoámerica en general, a aplicar parcialmente y de manera antojadiza las disposiciones de su Santidad.. Vea Ud. que sigue el matonaje del post concilio... el que destruyó santas vocaciones, genero como uno de sus mostruosos frutos la apostasía generalizada del clero y de los fieles, la desaparición de congregaciones, seminarios vacios, la falta de vocaciones y sacerdotes... ese es el mal llamado "espíritu del consilio"