domingo, 18 de octubre de 2009

¡MUCHAS GRACIAS, PADRE MARCUS!

Desde Benedicámus Dómino, en nombre de toda la feligresía de la Santa Misa Tradicional en Pamplona, agradecemos al R.P. Marcus Künkel todo lo que ha tenido a bien realizar durante los años que ha estado entre nosotros.

Agradecemos en primer lugar a nuestro querido R.P. Marcus toda su disponibilidad para la atención de nuestras almas. Sus sermones, sus charlas y enseñanzas doctrinales, su total disponibilidad para atendernos en Confesión y, de un modo especial, su solemne y piadosa celebración de la Santa Misa.

Tampoco queremos olvidar todos los viajes realizados desde Madrid hasta Pamplona: horas de coche y tren con el único fin de atender nuestras almas. Además de ello, nos gustaría agradecer tantos buenos momentos, cenas y tertulias que hemos podido disfrutar en compañía de este nuestro amigo y sacerdote.

Una vez ya celebrada su última Misa entre nosotros y tras haber agradecido su incondicional compañía y servicio, esperamos de corazón que le vaya bien en su nuevo destino. El buen recuerdo que deja entre todos nosotros su carácter afable y bondadoso se convierte en oración por su fidelidad al Señor y los frutos de su entrega apostólica.

¡MUCHAS GRACIAS, PADRE MARCUS!

No hay comentarios: