viernes, 27 de noviembre de 2009

FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA MILAGROSA

Para preparar inmediatamente la definición dogmática de la Inmaculada Concepción, la celestial Señora se dignó aparecerse a Santa Catalina Labouré, Hija de la Caridad, en 1830, y le ordenó acuñar una medalla que representase a María hollando con su planta la cabeza del dragón infernal, y derramando sobre el mundo los tesoros del cielo. En la medalla se lee: "¡Oh María, sin pecado concebida! Rogad por nosotros que recurrimos a Vos." Los estupendos milagros que acompañaron a la medalla en la curación de los cuerpos y en la conversión de las almas, avivaron por todo el mundo la fe en el Misterio de la Inmaculada Concepción.
Señor Jesucristo, que has querido que tu Madre la Santísima Virgen María, Inmaculada desde su concepción, resplandeciera con innumerables milagros: concédenos que, implorando siempre su patrocinio, consigamos los goces eternos.

No hay comentarios: