miércoles, 29 de julio de 2009

SANTA MISA TRADICIONAL EN GRANADA

Es un placer anunciar a todos nuestros lectores y amigos la creación de un nuevo blog para la promoción y difusión de la Santa Misa Tradicional en Granada con el fin de formar un grupo de fieles y solicitar la celebración de la Santa Misa Tradicional conforme a lo dispuesto por el Santo Padre Benedicto XVI.

Pueden acceder al blog desde el siguiente enlace: Misa Tradicional en Granada

viernes, 24 de julio de 2009

ENTREVISTA COMPLETA REALIZADA A MONSEÑOR NICOLA BUX


Hace unos días reproducíamos un pequeño pasaje de una entrevista realizada a Monseñor Nicola Bux. Ahora, y gracias a la traducción de La Buhardilla de Jerónimo, reproducimos la entrevista completa a continuación.

Don Bux, ¿cuál es la forma más correcta de comulgar?

Diría que son dos. Está la posición de pie, recibiendo la partícula en la boca, o bien de rodillas. No veo una tercera vía.

Hablemos de la posición vertical...

Está bien, no tengo nada en contra de ella. Lo importante es que el fiel esté íntimamente consciente de lo que va a recibir, es decir, que no se acerque a la Comunión con una despreocupación que demuestra inmadurez y absoluta lejanía de Dios.

Comunión de pie... pero ¿qué es lo mejor?

Mire, incluso la Comunión de pie, si se hace con devoción, compunción y sentido de lo sagrado, no está mal. Sería bello y conveniente, sin duda, que la Comunión (incluso cuando es de pie) vaya precedida por un signo formal de reverencia, es decir, la cabeza cubierta para las mujeres, el signo de la cruz o una inclinación de amor.

Pero, ¿ por qué motivo con frecuencia la gente se acerca a la Comunión como si fuese un buffet?

Me gusta esta expresión y en parte es también cierta. Muchos se levantan mecánicamente y no saben, y ni siquiera imaginan, qué es lo que reciben. Se piensa que la participación en la Misa incluye automáticamente la Comunión, a la cual deben acercarse solamente aquellos que están realmente en gracia de Dios.

En los últimos meses, el Papa Benedicto XVI ha administrado la Comunión de rodillas...

Ha hecho muy bien. Considero que el arrodillarse para recibir la Comunión ayuda a recoger el espíritu y a comprender más el misterio. Arrodillarse delante del Cuerpo de Cristo es un acto de amor y de humildad agradable a Dios, que nos hace revalorar ese sentido de lo sagrado actualmente a la deriva y perdido o, al menos, disminuido.

En resumen, la Comunión de rodillas ayuda al espíritu...

Ciertamente, favorece el recogimiento y la espiritualidad. Considero que la posición de rodillas para recibir la Comunión es la que más responde al sentido del misterio y de lo sagrado.

¿Y la Comunión en la mano?

Lo lamento pero no existe ningún texto de la Tradición que la sustente. Ni siquiera el tomad y comed todos: no hay ninguna mención de la mano y, si se quiere, los apóstoles eran sacerdotes y tenían el derecho a la Comunión en la mano. Los orientales no la permiten.

En una iglesia de Roma, la del Caravita, generalmente muy concurrida en especial por la comunidad católica mexicana, un sacerdote jesuita[...]hace tomar personalmente la partícula a los fieles que la mojan en el cáliz. ¿Es correcto?

Se trata de un abuso gravísimo e intolerable del cual hace bien en avisarme y del cual el Obispo debe tomar conciencia y conocimiento. Los parágrafos 88 y 94 [de Redemptionis Sacramentum]afirman que no está permitido a los fieles tomar por sí mismos la hostia o pasarse el cáliz de mano en mano. Creo que la Comunión no es válida. Analizaré el problema pero estamos frente a un abuso inadmisible que debe ser reprimido cuanto antes.

martes, 21 de julio de 2009

NO EXISTE NINGÚN TEXTO DE LA TRADICIÓN QUE SUSTENTE LA COMUNIÓN EN LA MANO


El blog Secretum Meum Mihi reproduce un pequeño pasaje de una entrevista realizada a Monseñor Nicola Bux y que dado su interés lo ofrecemos a continuación.

[...]Creo que la posisión de rodillas para recibir la comunión es la que más responde al sentido del misterio y de lo sagrado.

¿Y la comunión en la mano?
Lo siento, pero no existe ningún texto de la Tradición que la sustente. Tampoco el tomad y comed todos, no hay ninguna mención de la mano y si queremos, los apostoles eran sacerdotes y tenían el derecho a la comunión en la mano. Los orientales no la permiten.

domingo, 19 de julio de 2009

DE LA SANTA MISA, Y CÓMO SE HA DE OIR


1. No te he hablado aún del sol de los ejercicios espirituales, que es el santísimo y soberano sacrificio y sacramento de la Misa, centro de la religión cristiana, alma de la devoción, vida de la piedad, misterio inefable, que comprende el abismo de la caridad divina, por el cual Dios, uniéndose realmente a nosotros, nos comunica con magnificencia sus gracias y favores.
2. La oración, unida con este divino sacrificio, tiene una indecible fuerza; de modo que por este medio abunda el alma de celestiales favores como apoyada sobre su Amado, el cual la llena tanto de olores y suavidades espirituales, que parece una columna de humo producido de las maderas aromáticas de mirra y de incienso, y de todos los polvos que usan los perfumadores, como se dice en los Cantares.
3. Procura, pues, con toda diligencia, oir todos los días Misa, para ofrecer con el sacerdote el sacrificio de tu Redentor a Dios, su Padre, por ti y por toda la Iglesia. Allí están presentes muchos ángeles, como dice San Juan Crisóstomo, para venerar este santo misterio; y así, estando nosotros con ellos y con la misma intención, es preciso, que con tal compañía recibamos muchas influencias propicias. En esta acción divina se vienen a unir a nuestro Señor los corazones de la Iglesia triunfante y los de la Iglesia militante, para prendar con Él, en Él y por Él, el Corazón de Dios Padre y apoderarse de toda su misericordiay para hacer enteramente nuestra su misericordia. ¡Oh, qué felicidad es para un alma contribuir devotamente con sus afectos a un bien tan necesario y apetecible!
4. Si por algún estorbo inexcusable no puedes asistir corporalmente a la celebración de este soberano sacrificio, a lo menos envía allá tu corazón, asistiendo espiritualmente. Para esto, a cualquier hora de la mañana mira con el espíritu a la Iglesia, ya que no puedas de otro modo; une tu intención con la de todos los cristianos, y haz, desde el lugar en que te hallares, los mismos actos interiores que harías si te hallases realmente presente en la iglesia al santo sacrificio.
5. Filotea, para oir Misa como conviene, ya sea real, ya espiritualmente, has de seguir este método: 1) Desde el principio hasta que el sacerdote suba al altar, prepárate juntamente con él, lo cual harás poniéndote en la presencia de Dios, reconociendo tu indignidad y pidiéndole perdón por tus pecados. 2) Desde que el sacerdote suba al altar hasta el Evangelio, considera sencillamente y en general la venida de Nuestro Señor al mundo y su vida en él. 3) Desde el Evangelio hasta concluido el Credo, considera la predicación del Salvador, protesta que quieres vivir y morir en la fe y obediencia a su santa palabra y en la unión de la santa Iglesia católica. 4) Desde el Credo hasta el Pater noster, contempla con el espíritu los misterios de la pasión y muerte de nuestro Redentor, que actual y esencialmente se representan en este santo sacrificio, que has de ofrecer, juntamente con el sacerdote y con el resto del pueblo, a Dios Padre, para honra suya y salvación de tu alma. 5) Desde el Pater noster hasta la Comunión, esfuérzate a excitar en tu corazón muchos y ardientes deseos de estar siempre junta y unida a nuestro Señor con un amor eterno. 6) Desde la Comunión hasta el fin, da gracias a su divina Majestad por su encarnación, vida, pasión y muerte, y por el amor que nos muestra en este santo sacrificio, pidiéndole por él que te sea siempre propicio a ti, a tus parientes, a tus amigos y a toda la Iglesia; y humillándote de todo corazón, recibe devotamente la bendición divina que te da nuestro Señor por medio de su ministro.
Pero si quieres tener, durante la Misa, la meditación de los misterios que vas siguiendo por orden todos los días, no es necesario que te diviertas en hacer esos actos particulares; bastará que al principio hagas intención de que el ejercicio de meditación y oración que tienes sirva para adorar y ofrecer este santo sacrificio, puesto que en cualquier metitación se encuentran los actos arriba dichos, o ya expresos, o a lo menos implícita y virtualmente.
(Extracto del libro "Introducción a la Vida Devota" de San Francisco de Sales)

jueves, 16 de julio de 2009

FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN


Deus, qui beatíssimae semper Vírginis et Genitrícis tuae Mariae singulári título Carméli órdinem decorásti: concéde propítius; ut, cujus hódie Commemoratiónem sollémni celebrámus offício, ejus muniti praesídiis, ad gáudia sempitérna perveníre mereámur.

MATER ET DECOR CARMELI, ORA PRO NOBIS

martes, 14 de julio de 2009

SANTA MISA TRADICIONAL EN CASABLANCA(CHILE)


Nuestros buenos amigos chilenos de Santa Bárbara de la Reina de Casablanca, nos informan que el próximo domingo 19 de julio de 2009 a las 17:00h., y cada segundo y tercer domingo de mes si Dios así lo quiere, en el Templo Parroquial de Santa Bárbara de Casablanca(Chile), se celebrará la Santa Misa Tradicional, que será oficiada por Monseñor Jaime Astorga Paulsen.

domingo, 12 de julio de 2009

TRES NUEVOS SACERDOTES DE CRISTO PERTENECIENTES AL ICRSS

El pasado jueves 2 de julio de 2009, en la Iglesia de San Miguel y San Cayetano de Florencia(Italia), tuvo lugar la ordenación de tres nuevos sacerdotes pertenecientes al Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote.
El Sacramento del Orden fue conferido por Monseñor Burke, Prefecto de la Signatura Apostólica. Entre otros, asistió a la ceremonia desde el coro, Monseñor Salvatore Joseph Cordileone, obispo de Oakland.
A continuación reproducimos alguna de las fotografías que el Instituto nos ofrece.











viernes, 10 de julio de 2009

COMUNICADO DEL OBISPADO DE MÁLAGA REFERENTE A LA NEGATIVA DE LA CELEBRACIÓN DE LA SANTA MISA TRADICIONAL


A continuación ofrecemos a nuestros lectores el comunicado que ayer día 9 de julio publicó el Obispado de Málaga, referente a la negativa de la celebración de la Santa Misa Tradicional en la Diócesis de Málaga.

Nota informativa del Obispado de Málaga sobre la Forma Extraordinaria de la celebración de la Misa según el Misal del Beato Juan XXIII

1. En diversos medios de comunicación ha aparecido la noticia de que el Obispo de Málaga ha denegado la petición de celebrar la Misa en la Diócesis según la forma extraordinaria del Rito Romano.

2. Nada más lejos de la verdad que esta falsa noticia. El Obispo no ha denegado la celebración de esta forma extraordinaria de celebrar la Santa Misa. Entre otras cosas, porque es un derecho de los fieles, corroborado por el Santo Padre Benedicto XVI, a quien el Obispo estima de todo corazón y mantiene plena fidelidad y comunión eclesial.

3. Un pequeño grupo de fieles había pedido expresamente, haciendo referencia al Art. 10 del “motu proprio”: “Es por todo lo anterior por lo que los infrascritos tenemos el honor de solicitar de V.E. la gracia de que se establezca una celebración regular con el Misal del Beato Juan XXIII en la diócesis y ciudad de Málaga, para lo cual rogamos se digne nombrar un sacerdote delegado que pueda encargarse de dicha celebración, sin perjuicio del derecho que asiste a cualquier otro presbítero de la diócesis a hacer uso del mismo misal a tenor de lo establecido en el “motu proprio” Summorum Pontificum”.

4. La respuesta del Obispo a esta concreta petición ha sido que no se ve conveniente, de momento, atender a esta solicitud, por estimar que no se dan las condiciones adecuadas en la diócesis de Málaga. Pero en ningún momento se ha prohibido ni denegado la celebración de la Santa Misa en la Diócesis de Málaga con el Misal del Beato Juan XXIII.

5. Para celebrar la Eucaristía con dicho Misal no es necesario pedir autorización alguna al Obispo, según dice claramente el Art. 5 §1 del “motu proprio”: “En las parroquias, donde haya un grupo estable de fieles adherentes a la precedente tradición litúrgica, el párroco acogerá de buen grado su petición de celebrar la Santa Misa según el rito del Misal Romano editado en 1962”. Son, pues, los propios párrocos quienes deben atender estas solicitudes de los fieles.

Málaga, 9 de julio de 2009

ECCLESIAE UNITATEM, NUEVO MOTU PROPRIO DE SU SANTIDAD BENEDICTO XVI


A continuación reproducimos el nuevo Motu Proprio de Su Santidad Benedicto XVI, Ecclesiae Unitatem.

CARTA APOSTÓLICA "MOTU PROPRIO"

ECCLESIAE UNITATEM

DEL SUMO PONTÍFICE BENEDICTO XVI
SOBRE LA COMISIÓN ECCLESIA DEI


1. La tarea de custodiar la unidad de la Iglesia, con la solicitud de ofrecer todos las ayudas para responder en modos oportunos a esta vocación y gracia divina, corresponde de modo particular al Sucesor del Apóstol Pedro, el cual es el perpetuo y visible principio y fundamento de la unidad tanto de los obispos como de los fieles [1]. La prioridad suprema y fundamental de la Iglesia, en todo tiempo, de conducir a los hombres hacia el encuentro con Dios debe ser favorecida mediante el compromiso de llegar al común testimonio de fe de todos los cristianos.

2. En la fidelidad a tal mandato, al día siguiente del acto con que el Arzobispo Marcel Lefebvre, el 30 de junio de 1988, confirió ilícitamente la ordenación episcopal a cuatro sacerdotes, el Papa Juan Pablo II, de venerada memoria, instituyó, el 2 de julio de 1988, la Pontificia Comisión Ecclesia Dei “con la tarea de colaborar con los obispos, con los dicasterios de la Curia Romana y con los ambientes interesados, para facilitar la plena comunión eclesial de los sacerdotes, seminaristas, comunidades, religiosos o religiosas, que hasta ahora estaban ligados de distintas formas a la Fraternidad fundada por le arzobispo Lefebvre y que deseen permanecer unidos al Sucesor de Pedro en la Iglesia católica, conservando sus tradiciones espirituales y litúrgicas, según el protocolo firmado el pasado 5 de mayo por el cardenal Ratzinger y por el arzobispo Lefebvre” [2].

3. En esta línea, adhiriendo fielmente a la misma tarea de servir a la comunión universal de la Iglesia en su manifestación también visible y realizando todo esfuerzo para que a todos aquellos que tienen verdaderamente el deseo de la unidad se les haga posible permanecer en esta unidad o reencontrarla de nuevo, he querido ampliar y actualizar, con el Motu Proprio Summorum Pontificum, la indicación ya general contenida en el Motu Proprio Ecclesia Dei acerca de la posibilidad de usar el Missale Romanum de 1962, por medio de normas más precisas y detalladas [3].

4. En el mismo espíritu y con el mismo empeño de favorecer la superación de toda fractura y división en la Iglesia y de sanar una herida sentida de modo cada vez más doloroso en el tejido eclesial, he querido levantar la excomunión a los cuatro Obispos ordenados ilícitamente por Mons. Lefebvre. Con tal decisión, he querido quitar un impedimento que podía perjudicar la apertura de una puerta al diálogo e invitar de este modo a los Obispos y la “Fraternidad San Pío X” a reencontrar el camino hacia la plena comunión con la Iglesia. Como he explicado en la Carta a los Obispos católicos del 10 de marzo pasado, el levantamiento de la excomunión ha sido un procedimiento en el ámbito de la disciplina eclesiástica para liberar a las personas del peso de conciencia provocado por la censura eclesiástica más grave. Pero las cuestiones doctrinales, obviamente, permanecen y, hasta que no sean aclaradas, la Fraternidad no tiene un estatuto canónico en la Iglesia y sus ministros no pueden ejercer en modo legítimo ningún ministerio.

5. Precisamente porque los problemas que deben ser tratados ahora con la Fraternidad son de naturaleza esencialmente doctrinal, he decidido – a veintiún años del Motu Proprio Ecclesia Dei y en conformidad con cuanto me había reservado hacer [4] – repensar la estructura de la Comisión Ecclesia Dei, relacionándola de modo estrecho con la Congregación para la Doctrina de la Fe.

6. La Pontificia Comisión Ecclesia Dei tendrá, por lo tanto, la siguiente configuración:

1) El Presidente de la Comisión es el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe.
2) La Comisión tiene su propio diagrama orgánico compuesto por el Secretario y por los Oficiales.
3) Será tarea del Presidente, ayudado por el Secretario, someter los principales casos y las cuestiones de carácter doctrinal al estudio y al discernimiento de las instancias ordinarias de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y también someter los resultados a las superiores disposiciones del Sumo Pontífice.

7. Con esta decisión he querido, en particular, mostrar paternal solicitud hacia la “Fraternidad San Pío X” con el fin de reencontrar la plena comunión con la Iglesia.

Dirijo a todos una apremiante invitación a orar incesamente al Señor, por la intercesión de la Santísima Virgen María, “ut unum sint”.

Dado en Roma, junto a San Pedro, el 2 de julio de 2009, quinto año de Nuestro Pontificado.

BENEDICTUS PP. XVI

[1] Cfr Conc. Oecum. Vat. II, Const. dogm. de Ecclesia, Lumen gentium, 23; Conc. Oecum. Vat. I, Const. dogm. de Ecclesia Christi Pastor aeternus, c. 3: DS 3060.
[2] Ioannes Paulus II, Litt. ap. motu proprio datae Ecclesia Dei (2 Iulii 1988), n. 6: AAS 80 (1988), 1498.
[3] Cfr Benedictus XVI, Litt. ap. motu proprio datae Summorum Pontificum (7 Iulii 2007): AAS 99 (2007), 777-781.
[4] Cfr ibid. art. 11, 781.

miércoles, 8 de julio de 2009

CARITAS IN VERITATE, NUEVA ENCÍCLICA DE BENEDICTO XVI


Se ha presentado la nueva y a su vez tercera encíclica del Santo Padre Benedicto XVI, Caritas in veritate(La caridad en la verdad)
Para leer la encíclica lo pueden hacer pinchando en el siguiente enlace: Encíclica Caritas in veritate

martes, 7 de julio de 2009

FESTIVIDAD DE SAN FERMÍN, OBISPO Y MÁRTIR


Señor, Dios nuestro, que coronaste de inmortalidad al Obispo San Fermín, porque anunció tu palabra y sostuvo el combate de la fe hasta el martirio: Te rogamos que alcancemos también su mismo premio.
Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.


El nombre de este Santo proviene de "Firmus", el firme, el valeroso.
Nació en Pamplona, España. Lo convirtió a la fe San Honesto, un discípulo de San Saturnino, y lo consagró el Obispo de Toulose, el cual lo envío a predicar por Francia.
San Fermín construyó un templo en Amiens, y en esa ciudad convirtió a muchos paganos al catolicismo. Amiens recibió también el martirio por proclamar la fe en Jesucristo.
Predicó con mucho fruto en Navarra y más concretamente en Pamplona y logró dejar ahí muchos sacerdotes fervorosos, los cuales reafirmaron la fe católica en aquellas tierras.
Cuando marchó de allí, la mayoría de los paganos de la región, eran ahora católicos.
En Francia un gobernador lo encarceló, pero el pueblo invadió la cárcel y lo liberó.
Más tarde el jefe pagano de Amiens le ordenó que dejara de predicar la fe católica. Como Santo no quiso dejar de predicar la verdadera religión, entonces el gobernador ordenó que se le cortara la cabeza.
Y así obtuvo lo que más ansiaba en su vida : derramar su sangre por Jesucristo y llegar a ser mártir de nuestra Santa Religión.

lunes, 6 de julio de 2009

AVISO IMPORTANTE. SANTA MISA TRADICIONAL EN PAMPLONA


Informamos a todos nuestros lectores y amigos que durante los meses de julio y agosto se suprime la celebración dominical de la Santa Misa Tradicional en Pamplona.
Dios mediante, se reanudará el próximo domingo 13 de septiembre a la misma hora y en el mismo lugar.
Si hubiera algún cambio de última hora, informaremos puntualmente.

viernes, 3 de julio de 2009

EL OBISPO DE MÁLAGA DENIEGA LA CELEBRACIÓN DE LA SANTA MISA TRADICIONAL

Nuestros amigos de Una Voce Málaga nos informan que tras haber solicitado al Excmo. Sr. Obispo de la Diócesis de Málaga el establecimiento de una Misa regular según el misal del Beato Juan XXIII (se proponía una Misa mensual "ad experimentum"), con fecha 17 de junio, Monseñor don Jesús Esteban Catalá Ibáñez, Obispo de Málaga, ha respondido por escrito denegando el establecimiento de dicha Misa.
A continuación les ofrecemos la petición que los fieles de Málaga dirigen a su Obispo, y la respuesta del Obispo denegando la celebración de la Santa Misa.

Petición de doce fieles de Málaga de una Misa regular según la Forma Extraordinaria
Málaga, a 19 de abril de 2009


Excelentísimo Señor Obispo:
Los abajo firmantes, fieles católicos de la diócesis de Málaga, nos dirigimos con todo respeto a V.E. con objeto de exponerle lo siguiente:
1º) Como sabe V.E., en fecha de 14 de septiembre de 2007 entró en vigor el motu proprio Summorum Pontificum, por el cual Su Santidad el Papa Benedicto XVI otorgó a los fieles que lo deseen, el derecho a asistir a la Santa Misa celebrada conforme a la edición típica de 1962 del Missale Romanum, promulgada por el Beato Juan XXIII y que constituye la llamada forma extraordinaria del rito romano.
2º) Desde esa fecha, dicha forma se ha extendido por todo el mundo, suscitando interés incluso en personas que, por su juventud, no la conocían con anterioridad. Este desarrollo ha sido pacífico y fructífero en numerosas diócesis, enriqueciendo su vida religiosa con los indudables tesoros (espirituales, culturales, históricos) que la Tradición litúrgica de la Iglesia ofrece. Como dice el Santo Padre: “Nos hace bien a todos conservar las riquezas que han crecido en la fe y en la oración de la Iglesia y darles el justo puesto” (cfr.: Carta a los Obispos que acompaña el motu proprio Summorum Pontificum).
3º) Como bien ha explicado, en diversas ocasiones, Su Eminencia el cardenal Darío Castrillón Hoyos, presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, es deseo de Su Santidad que la forma extraordinaria del rito romano sea conocida por el mayor número posible de fieles, incluso en aquellos lugares en los que no haya demanda de la misma, para que puedan participar del inmenso tesoro que es la Milenaria Tradición Litúrgica de la Iglesia.
4º) Diferentes Obispos de todo el mundo han promovido distintas formas de aplicación del motu proprio Summorum Pontificum, a saber: creación de parroquias personales, celebración de pontificales y administración de sacramentos (confirmación y orden sagrado), nombramiento de sacerdotes delegados, designación de templos diocesanos para su celebración, invitación a establecerse a institutos ligados a los libros litúrgicos antiguos, etc.
5º) Por lo que respecta en particular a la diócesis que V.E. dignamente preside, en fecha de 6 de octubre de 2007, en la Parroquia de los Santos Mártires, tuvo lugar una celebración puntual de la Santa Misa conforme al mencionado motu proprio, que concentró un número muy elevado de fieles, de lo que se hizo eco la prensa del día siguiente (como puede constatarse consultando las hemerotecas). Este hecho demuestra la positiva receptividad de los fieles y la aceptación del rito, sin ninguna dificultad ni polémica.
6º) Que la cifra mínima para un grupo estable que está actualmente barajando la Pontificia Comisión Ecclesia Dei es de tres personas, igual a la necesaria para constituir una comunidad religiosa.
Es por todo lo anterior por lo que los infrascritos tenemos el honor de solicitar de V.E. la gracia de que se establezca una celebración regular con el Misal del Beato Juan XXIII en la diócesis y ciudad de Málaga, para lo cual rogamos se digne nombrar un sacerdote delegado que pueda encargarse de dicha celebración, sin perjuicio del derecho que asiste a cualquier otro presbítero de la diócesis a hacer uso del mismo misal a tenor de lo establecido en el motu proprio Summorum Pontificum.
Por la experiencia en otras diócesis españolas, rogamos con todo respeto a V.E. designar un sacerdote que sienta interés por el uso romano extraordinario, así como un templo adecuado, como podrían ser, por ejemplo: la iglesia parroquial de los Santos Mártires, la capilla del Santo Cristo de la Salud, alguna capilla de la Santa Iglesia Catedral, y otros por el estilo. Y podría comenzarse con una Misa mensual, con posibilidad de que pase a semanal una vez consolidada.
Nos permitimos indicar a V.E. que existe la posibilidad de que sacerdotes vinculados a institutos tradicionales, como el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote (con casa en Madrid), puedan impartir algún curso en la diócesis, para que los sacerdotes que lo deseen puedan conocer mejor esta forma litúrgica vigente. O incluso que este instituto pueda desarrollar un apostolado permanente en Málaga.
No queremos concluir sin dejar patente que somos fieles que participamos activamente de la vida religiosa de la diócesis, con total obediencia y afecto a Su Santidad el Papa y a V.E. –como el pastor de esta iglesia particular malacitana– y plena adhesión al Magisterio de Nuestra Santa Madre Iglesia, incluidos todos los concilios ecuménicos hasta la fecha celebrados.
Rogándole acoja benignamente ésta nuestra petición, aprovechamos la oportunidad para encomendarnos a su pastoral benevolencia y ratificarnos en los sentimientos de acatamiento y respeto a V.E. como sus leales hijos, Q.B.S.P.A.



Carta del Excmo. Sr. Obispo de Málaga (España), de 17 de junio de 2009, denegando la petición de un grupo de fieles.

He estudiado la solicitud del 19 de abril del presente, rubricada por once laicos y usted, en la que me pedíais el "establecimiento de una celebración regular con el Misal del Beato Juan XXIII en la diócesis y ciudad de Málaga", así como el nombramiento de "un sacerdote delegado que pueda encargarse de dicha celebración".
Reconozco, como no podía ser de otro modo, el tesoro inestimable que ha supuesto para la Iglesia y su Tradición Litúrgica, la celebración de la misa conforme a la Edición Típica de 1962. Igualmente estimo vuestro interés por este modo extraordinario del rito romano.
Sin embargo, desde mi conocimiento y asunción positiva de las disposiciones del Motu Proprio Summorum Pontificum y de la Carta que, adjunta a este documento, el Santo Padre nos envió a los Obispos; y queriendo, como Obispo diocesano, servir a las necesidades reales de la Diócesis, estimo que no se dan las condiciones adecuadas en la diócesis de Málaga para establecer una celebración regular de la Misa con el modo extraordinario del rito romano.
En primer lugar, el objetivo del documento citado es responder a la solicitud de los sumos pontífices que "hasta nuestros días se preocuparon constantemente porque la Iglesia de Cristo ofreciese a la Divina Majestad un culto digno de alabanza y gloria de Su nombre y del bien de toda su Santa Iglesia"(1). Por ello, "no hay ninguna contradicción entre una y otra edición del Missale Romanum. En la historia de la Liturgia hay crecimiento y progreso pero ninguna ruptura"(2). En este sentido, "el Misal Romano promulgado por Pablo VI es la expresión ordinaria de la Lex Orandi de la Iglesia católica de rito latino"(3). Esto es un principio fundamental que no debemos olvidar.
En segundo lugar, se nos pide a todos un esfuerzo en buscar el bien de los fieles, "evitando la discordia y favoreciendo la unidad de toda la Iglesia"(4).
Para ello, y respondiendo también al objetivo del documento, no hay razón para empezar a propagar en este momento la celebración de la misa según el Misal del Beato Juan XXIII, porque el modo ordinario según el Misal de Pablo VI tras la Reforma Litúrgica, promovida por el Concilio Vaticano II, se estableció en esta Diócesis y, actualmente, dicho modo ordinario aquí está consolidado, extendido y aceptado.
En tercer lugar, en la diócesis de Málaga, salvo contadas personas, provenientes de diversos ámbitos, que mantienen un aprecio legítimo y lícito por este uso litúrgico, sin embargo en las parroquias no hay ningún "grupo estable de fieles adheridos a la precedente tradición litúrgica"(5). Además, no hay parroquias, ni párrocos, que reclamen, o sientan como una necesidad, la celebración bajo el modo extraordinario, precisamente porque no tienen grupos estables que lo vinieran solicitando. Al respecto, la Nota Informativa sobre el Motu Proprio, que la Santa Sede emitía el mismo día que se promulgó dicho documento, decía en el apartado octavo "...siempre que haya un número bastante consistente de fieles que quieran seguir la liturgia anterior..." (6).
Deseo sinceramente que, desde el aprecio mutuo que nos une, entre otras cuestiones por la Tradición Litúrgica, busquéis en la hora presente el fomento de la unidad de la Iglesia en aquellas asociaciones, parroquias, grupos, etc... en los que habitualmente participáis de la vida de fe, como expresión y testimonio de vuestro compromiso bautismal. "La garantía más segura para que el Misal de Pablo VI pueda unir a las comunidades parroquiales y sea amado por ellas consiste en celebrar con gran reverencia de acuerdo con las prescripciones; esto hace visible la riqueza espiritual y la profundidad teológica de este Misal" (7). Por ello, también os invito a que, allí donde os encontréis, no dejéis de reclamar, con solicitud caritativa, que se atienda bien a la normativa litúrgica vigente, para que nuestras celebraciones brillen en todo su esplendor como máxima manifestación de la fe de la Iglesia.
Aprovecho para saludarles y bendecirles con todo afecto en el Señor.

Jesús Catalá
Obispo de Málaga

(1) Introducción del Motu Proprio Summorum Pontificum (7 julio 2007).
(2) Carta del Papa Benedicto XVI a los Obispos sobre Summorum Pontificum (7 julio 2007).
(3) Summorum... Art. 1.
(4) Summorum... Artículo 5. 1.
(5) Summorum... Artículo 5.1.
(6) Nota informativa de la Oficina de Prensa de la Santa Sede sobre el Motu Proprio Summorum Pontificum (7 julio 2007).
(7) Carta del Papa Benedicto XVI a los Obispos sobre Summorum Pontificum (7 julio 2007).