viernes, 15 de enero de 2010

VESTIDURAS SAGRADAS. LA ESTOLA

La estola, significa las sogas con las que Nuestro Señor fue arrastrado al Calvario.
Fue en su origen una faja o banda que algunos llevaban como adorno o señal de autoridad y otros por necesidad. Sólo pueden llevarla los Obispos, sacerdotes y diáconos, aunque de un modo diferente cada uno. El diácono la lleva sobre el hombro izquierdo y la hace cruzar a su lado derecho sujetándola con el cíngulo. El sacerdote, la lleva cruzada sobre el pecho, y el Obispo simplemente colgando del cuello, como también puede hacerlo el sacerdote siempre que la lleve puesta encima del sobrepelliz, como por ejemplo, cuando administra la Sagrada Comunión fuera de la Santa Misa.
Su longitud, pues, debe ser suficiente para que, pasada por el cuello y cruzada por delante del pecho del sacerdote, cada extremo, sujetado a ambos costados por el cíngulo, pueda todavía caer, resaltando sobre la blancura del alba.
Espiritualmente, la estola puede recordarnos la dignidad de hijos de Dios que desgraciadamente perdimos por el pecado de Adán y Eva, y así, al ver que el sacerdote, que es nuestro representante ante el Altísimo, lleva la estola puesta, podemos gozosamente contar con que la divina gracia nos devolverá aquella dignidad y herencia que le corresponde, es decir, la eterna Gloria.
La oración que el sacerdote pronuncia al imponérsela es: Devuélveme, Señor, la estola de la inmortalidad, que perdí con la prevaricación del primer padre, y aún cuando me acerque, sin ser digno, a celebrar tus sagrados misterios, haz que merezca el gozo sempiterno.

1 comentario:

cf dijo...

Muchas gracias por esplicar el simbolismo de la vestidura sacerdotal ,se necesita dar sentido a la simbologia,mas aún de la vestidura sacerdotal. gracias¡