domingo, 30 de mayo de 2010

FESTIVIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Omnipotente y sempiterno Dios, que nos has concedido a tus siervos el don de conocer la gloria de la eterna Trinidad en la confesión de la verdadera fe y la de adorar la Unidad en el poder de tu majestad; te suplicamos que, por la firmeza de esta misma fe seamos siempre protegidos de toda adversidad.

No hay comentarios: