miércoles, 4 de agosto de 2010

MONSEÑOR UREÑA, ARZOBISPO DE ZARAGOZA, PRESIDE UN SOLEMNE SEPELIO CON ARREGLO A LOS LIBROS LITÚRGICOS TRADICIONALES

El Arzobispo de Zaragoza, Monseñor Manuel Ureña, presidió el pasado miércoles 28 de julio, un solemne sepelio, que realizó íntegramente con arreglo a los libros litúrgicos tradicionales, en la Parroquia de Santa María la Mayor de Épila.
Con motivo de una restauración, los restos de la familia de los Condes de Aranda -que descansan en la Parroquia de Épila desde 1745- debieron ser trasladados, y fue el pasado 28 de julio, cuando el Arzobispo volvió a reinhumarlos en la sepultura familiar.
La ceremonia que fue amenizada por la Capilla Gregoriana de la Institución Fernando El Católico, contó con la presencia, entre otros, del párroco de Épila, P. Miguel Ángel Barco.
A continuación les mostramos alguna fotografía que nos ofrece la página web de la asociación amiga Una Voce Málaga.



No hay comentarios: